domingo, 22 de abril de 2012

Espero en silencio en la Presencia del Señor Jesús mi Dios.


Salmo 62:5-12; Efesios 2:6 Deuteronomio 8:6-18; Jeremías 3:23; Isaías 40:17; 1 Timoteo 6:17


Mi alma, espera en silencio solamente a Elohim, porque mi paciente esperanza viene de El. Solamente Él es mi Roca y mi Salvación, mi fortaleza; no seré movido.  Mi Salvación y mi gloria descansan en Elohim. Mi Roca fuerte y mi refugio están en Elohim. Confíen en El, ustedes congregación del pueblo; derramen sus corazones delante de El; Elohim es el refugio para nosotros. La gente ordinaria es vana y gente importante es farsante; si los ponen en una balanza, engañosos juntos son iguales, formados de vanidad. No pongas tu confianza en la extorsión, no pongas la lujuria en el robo; aunque la riqueza aumente, no pongas el corazón en ellas. Elohim ha hablado una vez, yo lo he oído estas dos cosas: De Elohim es el poder. También a ti, O YAHWEH, pertenece la misericordia; porque Tú recompensas a todos de acuerdo a sus obras.

Esto es, YAHWEH nos resucitó con Jesús el Ungido  y nos sentó con El en el cielo

Así que obedezcan los mandamientos  de YAHWEH su Elohim, viviendo como El dirige y temiéndole. Porque YAHWEH su Elohim los está trayendo a una buena tierra, una tierra con arroyos, fuentes, y agua que sube al pozo de las profundidades de valles y laderas de montañas. Es una tierra de trigo y cebada, viñas, árboles de higo y granadas; una tierra de aceite de oliva y miel; una tierra donde ustedes comerán en abundancia y no les faltará nada en ella; una tierra donde las piedras contienen hierro y las colinas pueden ser minadas por cobre.  Así que comerán y estarán satisfechos, y bendecirán a YAHWEH su Elohim por La Tierra buena que Él les ha dado.  Tengan cuidado de no olvidarse de YAHWEH su Elohim por no obedecer sus mandamientos, estatutos y juicios que yo les estoy ordenando hoy. De lo contrario, después que hayan comido y estén satisfechos, edifiquen casas y vivan en ellas, y hayan multiplicado sus manadas, rebaños, plata, oro y todo lo demás que posean, ustedes se ensoberbezcan olvidando a YAHWEH su Elohim –quien los sacó de la tierra de Egipto, donde vivían como esclavos;  quien los guio por el vasto y temible desierto, con serpientes venenosas, escorpiones y suelo sediento y sin agua; quien sacó agua de la roca para ustedes;  quien los alimentó en el desierto con mana, desconocido a sus padres; todo el tiempo humillándolos y probándolos para hacerles el bien al final –  pensarán para sí: 'Mi propio poder y fuerza de mi propia mano me han dado esta riqueza. No, ustedes recordarán a YAHWEH su Elohim, porque es El quien les está dando el poder para adquirir riqueza, para confirmar su Pacto, el cual juró a sus padres, como está sucediendo hoy.

Ciertamente las colinas han probado ser un refugio engañoso. En verdad, la salvación de Israel está en YAHWEH nuestro Elohim.

Ante El todas las naciones son nada. El las considera menos que nada.

A los que tienen riquezas en el mundo presente ordena que no sean altivos, ni pongan sus esfuerzos en la incertidumbre de las riquezas, sino que descansen su esperanza en YAHWEH, que ricamente nos provee con todas las cosas para nuestro deleite.


DECLARACIÓN DE FE DE ACUERDO A LA PALABRA DE DIOS.


El reposo y descanso para mi alma se encuentran solamente en el Señor Jesús mi  Dios.  En silencio espero ante Su presencia, y con gran esperanza y anhelo ardiente todas las maravillas que Él llevará a cabo en mi vida.  Sólo Él es la Roca de mi salvación. Él es mi libertador que me pone en un lugar de honor.  Estoy firme, inamovible y soy un guerrero de Su ejército.  Mi confianza está en el Señor Jesús en todo momento y mi corazón le pertenece a El por siempre!  No  tengo necesidad de robar y engañar, Dios me sostiene y El llena mi corazón plenamente que ni el  mundo o lo que este ofrece pueden lograr que ponga mi corazón en esas cosas.  Mi corazón pertenece a mi Padre Celestial.  El muestra Su amor por mí y me corona de bondades y misericordias.  Todas las bendiciones que he recibido de Jesús me han dado mucha alegría, sin embargo mi atención se centra sólo en El.  El Señor Jesús es mi Pan de Vida, El me sostiene y   vivo por El y para El.

Si no has recibido a  Jesús tú Señor simplemente has la siguiente oración creyendo en tu corazón y Cristo será su Salvador:
Padre Celestial, vengo a ti en el nombre de Jesús. Tu Palabra dice: «Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo» y «que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo» (Hechos 2:21; Romanos 10:9). Dijiste que sería salvo cuando el Espíritu Santo venga a morar en mí y me haga nacer de nuevo (Juan 3:5-6, 15-16; Romanos 8:9-11), y que si te lo pido, seré lleno del Espíritu y podré hablar en otras lenguas (Lucas 11:13; Hechos 2:4).
Confío en tu Palabra. Confieso que Jesús es el Señor y creo en mi corazón que lo resucitaste de entre los muertos. Gracias por entrar a mi corazón, por darme tu Santo Espíritu como lo prometiste y por ser el Señor de mi vida. Amén.

Si tus has hecho esta oración escríbeme o esta Palabra te bendice favor de hacérmelo saber.

Nota: Este blog esta todos los días en la misma dirección, búscalo y compártelo con tus amigos y familiares.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada